Estas en
Inicio > Sociedad

‘El encanto de fumar puros’, un poema para recitar con güisqui o coñac

AUTOR: Pepocles de Antioquía En los momentos de solaz y esparcimiento, Basta un puro para congraciarse con el viento. Arrellanado en el sofá con la panza en ristre, Comienza la forja de un moderno Alatriste. Porque es un signo de entereza y valentía, Fumar un puro con contumaz campechanía. Porque en tiempos huérfanos de casticismo, En los puros

‘Oda a un chuletón’, el mejor poema para abrirte el apetito

AUTOR DEL POEMA: Pepocles de Antioquía Trémulo manjar de danzas seductoras, Que cautiva el paladar un sinfín de horas. De flácida textura y augusto grosor, Paradoja que le brinda un sin par sabor. Quemado por fuera y crudito por dentro, Paradójico placer del vientre más retro. De fugaz mordisco y prolongado sabor, Mezcolanza que resulta un febril primor. Almuerzo

RADIO: Tertulia filosófica sobre la era de la velocidad y sus desmanes

Los tertulianos del programa la Disertación abordan las trampas saduceas que encierra la bulliciosa era de la velocidad. Ahora bien, la diana de su crítica no reside en la rapidez y en sus irrenunciables progresos, sino en advertir sobre los efectos nocivos que se desprenden de la misma, para, de este modo, poder

Aprender a perder el tiempo, una necesidad en esta era de la velocidad

Columnista: Pepocles de Antioquía Es indiscutible que la velocidad trae consigo progresos formidables, pero colocar un altar ante la misma acarrea consecuencias devastadoras. El problema, evidentemente, no reside en su existencia (lo contrario supondría caer en una utopía rousseauniana impermeable a la evolución tecnológica y científica); lo perjudicial es sublimarla, enaltecerla, entronizarla, idealizarla,

Top