Estas en
Inicio > Curiosidades Históricas > Carlos V se negó a profanar los restos de Lutero, su peor enemigo

Carlos V se negó a profanar los restos de Lutero, su peor enemigo

La tumba del heresiarca Martin Lutero fue abierta, por primera vez, en el año 1892, y se comprobó que sus restos mortuorios continuaban allí, que no habían sido mancillados.

Carlos I de España y V de Alemania entró a caballo en Wittenberg, después de que el príncipe protestante Juan Federico de Sajonia, una vez capturado, rindiese la ciudad.

LO MÁS LEÍDO: Pedro Sánchez hundiría el Antiguo Egipto: Las pirámides eran ofrendas al faraón

El Rey y Emperador aprovechó su estancia en Wittenberg para visitar el lugar en el que descansaban los restos mortuorios de Lutero.

Carlos V: “Yo hago la guerra contra los vivos, no contra los muertos”

Consejeros y allegados de Don Carlos le insistieron para prender fuego sobre los vestigios mortales de Lutero, una práctica que no era ni inusual, ni ilegal.

Su Majestad, ante semejante propuesta, replicó en un tono firme y vigoroso: “Ha encontrado su Juez. Yo hago la guerra contra los vivos, no contra los muertos”.

LO MÁS LEÍDO: ¿Por qué San Fernando III es el mejor Rey de la historia de España?

El argumento de Carlos V es que no le correspondía juzgar a Lutero cuando ya lo había hecho Dios

El Monarca y Emperador, al decir “ha encontrado a su Juez”, se refería a que Lutero ya había sido juzgado por Dios, razón por la cual no hacía la guerra contra los muertos.

LO MÁS LEÍDO: El año en el que prohibieron la Semana Santa, se llenó la Catedral de Sevilla

Este episodio inspiró el cuadro Carlos V ante la tumba de Lutero (1815), del dibujante Herman F. Teich

Este episodio inspiró el cuadro Carlos V ante la tumba de Lutero, del dibujante Herman F. Teich, que data de 1815.

Carlos V se negó a profanar los restos de Lutero, su peor enemigo
4.3 (86.67%) 3 votos

Top